El proyecto de Humanización de los espacios dedicados a la atención pediátrica en el Hospital Universitario Cruces es ya una realidad en la 5ª D, donde los niños y niñas ingresan. Gracias al patrocinio de la Fundación Mikel Uriarte y al trabajo creativo de Wallart, el bosque de bambú, donde viven un buen número de osos panda y garzas, despertará la imaginación y la ilusión de los más pequeños, y contribuirá a hacer más llevadero el tiempo que pasan en el hospital. También el número de las habitaciones se ha realizado en madera del bosque.

Esta mañana, los representantes del hospital, Santiago Rabanal, director gerente del centro, Itziar Astigarraga, jefa del servicio de Pediatría, Eduardo Resines, subdirector responsable de la intervención, e Inés Gallego, subdirectora de Innovación y Calidad, acompañados por Chely González, por parte de la fundación, han visitado el área renovada. Juntos han remarcado la importancia de este proyecto para la mejora del trato, confort y hospitalidad para los más pequeños. En palabras de Santiago Rabanal: “se trata de un avance más en nuestro proyecto de humanización, del que estamos orgullosos”.

Innovación abierta y responsabilidad social corporativa

Gracias a la estrategia de Innovación Abierta y Responsabilidad Social Corporativa del centro sanitario, motores del proyecto de Humanización de los espacios hospitalarios, se estableció contacto con la Fundación Mikel Uriarte y con Wallart. El éxito de esta relación ha dado como fruto esta actuación, que completa el área asistencial de Pediatría tras las renovaciones anteriores de Oncología, Cardiología, Rehabilitación Infantil, la entrada y zona de pre-anestesia del Quirófano infantil.

La Fundación Mikel Uriarte, patrocinadora de la instalación, tiene por objetivo apoyar proyectos solidarios, benéficos y de asistencia social. El equipo de Wallart, encabezado por Paloma de Miguel y la ilustradora Lucía Pinto, ha transformado las paredes llenándolas de vida.