Los Reyes Magos han hecho una parada en el Hospital para visitar a los más pequeños cargados, de regalos, ilusión y buenos deseos