Francisco Javier Pilar Orive acaba de defender su Tesis Doctoral sobre «identificación de un panel de marcadores proteicos en la fase inicial de la sepsis y su validación en una cohorte de pacientes pediátricos con sepsis grave» en el salón de actos del Hospital Universitario Cruces (HUC), de la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces (EEC). El trabajo, dirigido por las Dras. Astigarraga y García Obregón, ha sido calificado con sobresaliente cum laude por el tribunal.

Según el ya doctor, «la sepsis se define como una disfunción orgánica potencialmente mortal producida por una respuesta desregulada del huésped a la infección. Un aspecto fundamental en la mejora de su pronóstico es la identificación precoz de estos pacientes basada en aspectos clínicos y /o biomarcadores que nos permitan iniciar rápidamente el tratamiento. El objetivo principal de esta tesis es la identificación de nuevos biomarcadores séricos en niños con sepsis que permitan diagnosticar precozmente la enfermedad».

El Dr. Pilar Orive nos cuenta cómo el tema de la sepsis siembre le ha interesado y además es un tema muy vinculado a su práctica clínica. Sin embargo, añade que su tesis no es solo clínica sino también de investigación básica, lo que le ha supuesto un gran descubrimiento. Para él son fundamentales a la hora de abordar la elaboración de una tesis doctoral tanto el hecho de hacerla sobre algo que ya conoces o dominas, como el tener unos años de experiencia en el tema, lo que en su caso ha supuesto «una motivación adicional al saber que va a servir en mi práctica futura». Así, en su caso, cree que la elaboración de esta tesis doctoral le ha facilitado la posibilidad de saber más sobre ese complejo tema de la sepsis y le permitirá la posibilidad de profundizar más en el estudio de la patología de la sepsis.

Su abordaje de la sepsis arranca de su vivencia de lo difícil que en muchas ocasiones es hacer un buen diagnóstico para descubrir que se trata de esa enfermedad (solo un tercio de los pacientes con sepsis han sido diagnosticados adecuadamente con la definición actual de la patología); «actuar rápido gracias a un diagnóstico temprano ayuda mucho al tratamiento de la enfermedad y a la mejora del paciente», señala el Dr. Pilar Orive. Para lograr ese mejor diagnóstico temprano de la sepsis cree que es imprescindible «realizar campañas de sensibilización» para informar tanto a las familias como a los médicos de atención primaria.

«La sepsis –continúa– es un problema serio de salud pública; por ejemplo, solo en el Reino Unido causa más de 44.000 fallecimientos al año, por lo que su incidencia no es desdeñable». Además, «el 5% de los pacientes que ingresan en la UCIP lo hacen por un shock séptico y de ellos entre un 10-20% fallecen», añade.

Desde esta clave, ve imprescindible avanzar en el diagnóstico temprano, por lo que en su trabajo aborda la necesidad de diagnosticar bien la sepsis buscando biomarcadores que funcionaran al 100%, lo que aún no existe, y cuya búsqueda ha sido el principal objetivo de su tesis. Gracias a ella ha descubierto tres biomarcadores que no servirían por separado para favorecer el diagnóstico temprano de la sepsis, pero cree que posiblemente sí lo hagan conjuntamente, «en panel».

Su idea de cara a futuro es intentar hacer un estudio con un campo más amplio que el realizado para la tesis y –además– publicar un artículo científico sobre la espectrometría de masas como técnica poco habitual en este ámbito pero que puede abrir nuevos campos.