¿Qué es la sepsis?

La lucha contra la sepsis es uno de los principales objetivos de la pediatría de urgencias, pero ¿qué es la sepsis?

2005: International pediatric sepsis consensus conference: Definitions for sepsis and organ dysfunction in pediatrics

En esta reunión de expertos, se define la sepsis como infección (sospecha o confirmación) + SIRS (Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica). Por su parte, el SIRS se define por la presencia de al menos 2 de las siguientes, siempre que se cumpla alteración de la temperatura o del recuento de leucocitos: temperatura >38,5ºC o <36ªC, taquicardia (o bradicardia en lactantes < 1 año), taquipnea, leucocitosis o leucopenia.

La sepsis severa es la sepsis que asocia disfunción cardiovascular o síndrome de distrés respiratorio agudo o disfunción de dos órganos, y el shock séptico la sepsis que asocia disfunción cardiovascular.

Estas definiciones son las que se venían dando desde 1991 (Link)

En este artículo se adaptaron los criterios clínicos de adultos al paciente pediátrico. El objetivo fue presentar una herramienta que detectase a todos los niños con sepsis.

¿Problema? Solo hay que pasarse un día cualquiera por una urgencia pediátrica para entender lo que supondría considerar como paciente séptico a un niño con fiebre y taquicardia.

2017: The Third International Consensus Definitions for Sepsis and Septic Shock (Sepsis-3)

El grupo Sepsis Definition Task Force redefine la sepsis como una disfunción orgánica potencialmente mortal causada por una respuesta disregulada del huésped a la infección. Para definir la disfunción orgánica se propone un score llamado SOFA (Sequential Organ Failure Assesment) que incluye características clínicas, analíticas y de necesidades de tratamiento. Un aumento agudo de 2 o más puntos en este score sugeriría disfunción orgánica. En una primera aproximación, es poco probable que el facultativo disponga de todos los datos necesarios para completar este score, por lo que también se propone un score simplificado, el qSOFA (quick SOFA). Nos encontraríamos ante una sepsis probable en un paciente presenta al menos dos de los criterios qSOFA (FR > 22 rpm, alteración del nivel de consciencia o TAS ≤ 100 mmHg).

¿Problema? Se presentan scores únicamente para adultos

2017: Adaptation and Validation of a Pediatric Sequential Organ Failure Assessment Score and Evaluation
of the Sepsis-3 Definitions in Critically Ill Children

Se presenta el score pSOFA (Pediatric Sequential Organ Failure Assessment Score), ajustando los valores del estudio previo al paciente pediátrico. En esta validación retrospectiva encontraron una buena relación entre la puntuación pSOFA y mortalidad.

Entonces problema solucionado, ¿no?

2018: Defining Pediatric Sepsis

 En este artículo de opinión Schlapbach y Kisoon abogan por redefinir la sepsis pediátrica como vía para conseguir protocolos que sirvan como una buena herramienta de cribado.

Según los autores, lo propuesto hasta el momento está apoyado en pruebas de laboratorio que no se realizan por rutina a todos los niños (sería impensable pinchar a todos los niños con fiebre y taquicardia); y en los países subdesarrollados en los que las sepsis son más frecuentes, ni siquiera están disponibles. Los médicos deben reconocer y tratar a los pacientes en riesgo de sepsis o shock séptico, idealmente antes del inicio de la disfunción orgánica avanzada.

 

Bueno, ¿y qué hacemos? ¿un qpSOFA (Quick Pediatric Sequential Organ FaiLure Assessment Score)? ¿cambiamos todo?