¿Qué es un pediatra de urgencias?

Un Pediatra de Urgencias es un especialista en el cuidado de los niños que han resultado accidentados o presentan enfermedades de comienzo reciente. Un Pediatra de Urgencias ha recibido entrenamiento para atender una amplia gama de problemas que requieren una actuación inmediata. Esos problemas son con frecuencia graves y pueden amenazar la vida.

Su Pediatra puede requerir la actuación de un Pediatra de Urgencias, si su hijo tiene una enfermedad de comienzo rápido y repentino, una lesión o cuidados médicos especiales que requieren una atención urgente.

Un Pediatra de Urgencias es experto en las siguientes áreas:

  • Diagnóstico y tratamiento de urgencias médicas. Estas a menudo requieren de la práctica de técnicas y procedimientos especiales.
  • Proporcionar tratamientos y cuidados médicos que son exclusivos de los niños, desde el primer día de vida, hasta los 14 años.
  • Detectar problemas en los niños que son incapaces de estar tranquilos y cooperar
  • Disminución del dolor y la ansiedad que las urgencias pueden provocar en el niño y sus familias
  • Realizar investigación y enseñanza en la Medicina Pediátrica de Urgencias

Los Pediatras de Urgencias son médicos que han necesitado:

  • Seis años de Carrera Universitaria.
  • Superar la prueba de acceso al programa de formación de los Médicos Especialistas.
  • Cuatro años de formación hospitalaria en la especialidad de Pediatría.

Formación adicional en:

  • Resucitación cardiopulmonar.
  • Asistencia inicial al niño con múltiples traumatismos.
  • Reparación de heridas.
  • Entrenamiento en la utilización de medicamentos analgésicos y sedantes.
  • Tratamiento inicial de los traumatismos de extremidades.
  • Tratamiento inicial de urgencias oftalmológicas.
  • Tratamiento inicial de las urgencias buco-dentales

Los Pediatras de Urgencias tienen experiencia en el diagnóstico y tratamiento de todo tipo de urgencias en niños de todas las edades.

Habitualmente tratan los siguientes tipos de urgencias:

  • Enfermedades o síntomas de aparición reciente y súbita, como fiebre alta o persistente, infecciones graves, dificultad para respirar, dolor intenso, deshidratación, convulsiones y reacciones alérgicas…
  • Lesiones importantes, como fracturas, golpes en la cabeza, quemaduras y todo tipo de problemas derivados de accidentes de tráfico, caídas u otros incidentes.
  • Intoxicaciones y sobredosis.
  • Complicaciones de enfermedades crónicas, como asma, diabetes, enfermedades congénitas, etc.
  • Lesiones menores, como heridas, mordeduras y picaduras de animales, torceduras y cuerpos extraños.

En la actualidad, los Pediatras de Urgencias únicamente trabajan en grandes hospitales que tienen un Servicio de Urgencias especialmente equipado para poder atender las urgencias que acontecen en los niños.

Debido a que las urgencias aparecen inesperadamente, consulte con su Pediatra que debe hacer cuando estas se presenten, por ejemplo, donde y cuando solicitar asistencia sanitaria y que hacer hasta que esta se produzca.